Share on FacebookTweet about this on Twitter

Gabriela González, Gerente de Desarrollo Técnico y normatividad de USG Latam, nos responde algunas de las preguntas más frecuentes de nuestros tablaroqueros. Conoce qué hacer para que tu trabajo luzca al máximo, con USG DUROCK®.

¿Cómo puedo mejorar la superficie de las fachadas con USG DUROCK®?

Generalmente, al hacer fachadas se aplica el tratamiento de juntas, y sobre este se aplica una capa uniforme de compuesto USG BASECOAT®. En algunas ocasiones esta queda más gruesa en el área del tratamiento de juntas, lo que hace que, cuando hay una luz rasante, se noten.

Para evitar este efecto y darle una mejor apariencia a tu fachada, te sugerimos que, después del tratamiento de juntas, apliques la malla USG DUROCK® en toda la superficie. Esto ayudará a que la capa final tenga el mismo grosor en todo el muro.

¿De qué manera puedo darle un acabado tipo aplanado de cemento fino al muro de USG DUROCK®?

Para obtener ese acabado, te recomendamos el uso de USG BASECOAT®. Aplica una capa uniforme y deja secar por un tiempo breve, el suficiente para que utilices una flota o esponja húmeda sin que el compuesto se mueva de su lugar. Haz movimientos circulares en el mismo sentido con la esponja húmeda y verás cómo sale el grano fino en la superficie.

¿Cómo me aseguro de que no se filtre agua en mi fachada?

USG DUROCK® es un tablero de cemento resistente al agua; es decir, si se moja no sufre ningún deterioro. Sin embargo, es un material poroso que permite el paso del agua en caso de lluvia, por lo que es importante poner una protección para evitar que se filtre el agua en la fachada. El sistema USG DUROCK® para fachadas debe ser instalado con la membrana Tyvek. La particularidad de esta membrana es que evita el paso del agua de fuera hacia dentro, pero su tecnología permite que la humedad que existe por condensación en el interior del bastidor se evapore y salga por medio de la membrana. En pocas palabras, permite que el edificio transpire.

¿Qué es una junta de control y cuándo debo usarla?

Las juntas de control son holguras que permiten que los materiales se expandan o contraigan cuando existen cambios de temperatura o de humedad. Un ejemplo de junta de control son las líneas que vemos en las banquetas. Estas líneas son espacios que permiten al concreto expandirse cuando se expone al sol, y así evitar la aparición de fisuras. Si se colocara una banqueta larga sin estos espacios, con el paso del tiempo se agrietaría.

Así como las banquetas, el Sistema USG DUROCK® debe utilizar juntas de control para evitar la aparición de fisuras. Dichas juntas de control se colocan máximo cada 6.10 m, cuando el edificio tiene una junta constructiva, o cuando el sistema USG DUROCK® remata en un sistema constructivo distinto. Las juntas de control se hacen con un poste adicional que deje un espacio en el tablero y, para no demeritar la estética, se usa un accesorio plástico que haga que la junta se vea como una línea recta y bien perfilada.

Para lograr un mejor acabado del accesorio plástico de la junta de control, te recomendamos:

  • Atornillarlo máximo cada 30.5 cm en cada lado.
  • Colocar USG BASECOAT® y cinta de refuerzo marca USG DUROCK® sobre la junta de control plástica. Dejar secar.
  • Aplicar una capa uniforme de USG BASECOAT® en toda la superficie.
  • Retirar el plástico que viene pegado al accesorio, para que la junta de control quede limpia y estética.