Share on FacebookTweet about this on Twitter

¿Qué necesito?

  • herramientas oxidadas
  • vinagre
  • cubeta
  • cepillo de dientes
  • toallas de papel
  • Bicarbonato de sodio
  • agua
  • secadora de pelo
  • aceite de coco
  • esponja

Instrucciones:

  1. Remoja los objetos oxidados en vinagre por 3 horas, después, tállalos usando el cepillo de dientes.
  2. Vuelve a remojar los objetos, pero ahora en una solución hecha con una parte de Bicarbonato y 2 partes de agua, durante 5 minutos.
  3. Enjuágalos con agua limpia.
  4. Sécalos inmediatamente usando las toallas de papel, y usa la secadora de pelo en los lugares de difícil acceso.
  5. Este paso es opcional: “barniza” las herramientas con aceite de coco, para evitar que se oxiden nuevamente.