Share on FacebookTweet about this on Twitter

En la industria de la construcción la eficiencia es la clave. La construcción modular es un proceso mediante el cual un edificio es construido fuera de su emplazamiento, bajo condiciones de planta muy controladas y diseñando los mismos códigos y estándares que en una construcción convencional, pero en mucho menos tiempo. Los edificios son producidos en “módulos” que, al ser unidos en su emplazamiento final, reflejan a la perfección el diseño y las especificaciones originales.

Estructuralmente, los edificios modulares suelen ser más resistentes que las construcciones tradicionales, porque cada módulo es desarrollado independientemente. Una vez que son unidos y sellados, los módulos se transforman en habitaciones con una pared integrada y un suelo en un conjunto techado.

Una de las ventajas de construir fuera del emplazamiento final, es que se asegura un mejor control de calidad. Los materiales son almacenados de manera segura en los almacenes de los fabricantes, lo que previene daños por humedad u otros factores. Las plantas de construcción suelen tener estrictos programas de seguridad y calidad en todos los pasos del proceso.

Elegir los mejores materiales para realizar el proyecto permite a los constructores modulares producir los mismos componentes de construcción de alta calidad en menos tiempo y a costos reducidos.

El concreto vertido suele ser uno de los mayores perjuicios para el calendario y el presupuesto de un constructor, debido al tiempo que lleva fraguarlo y curarlo. Además, el peso de este material puede provocar costos adicionales de transporte. Sustituir estos materiales tradicionales por productos ligeros y resistentes al fuego, como los paneles estructurales de USG, elimina los problemas de tiempo y costo, brindando los siguientes beneficios adicionales:

 

  • Utilizar un producto que viene ya terminado de fábrica elimina retrasos en la producción dentro de las instalaciones del fabricante.
  • El usar tableros más delgados en el piso, en comparación con las losas de concreto colado de tres pulgadas de espesor, permiten reducir el peso final de las construcciones, lo que se traduce en cargas reducidas para el transporte.
  • Un perfil más delgado entre las uniones de piso-techo permite tener más espacio entre por módulo o más módulos para alcanzar un edificio de mayor altura.
  • La resistencia al fuego de los tableros USG está certificado por UL, lo que garantiza una protección contra fuego de hasta 2 horas. Además, permite una mayor versatilidad de diseño, ya que este tipo de tableros permite la colocación de cualquier tipo de acabado de piso, sin afectar su resistencia al fuego.