Share on FacebookTweet about this on Twitter

USG es la primera empresa manufacturera en unirse al Reto Arquitectónico 2030 bajo el compromiso de reducir 50% su huella de carbono en la fabricación de tableros y plafones.

Uno de los cuatro ejes que evalúa la certificación sustentable está vinculada con el uso de materiales en los espacios en los que trabajamos, vivimos y nos divertimos.

Este elemento por sí solo es la razón que lleva a USG a proponer soluciones que permiten construir mejores estructuras basadas en prácticas sustentables con las que desarrolla procesos de manufactura que atienden con acciones la responsabilidad medioambiental, social y económica.

Reducción del 50% de huella de Carbono

A través de distintas acciones, la política sustentable de  USG está orientada a minimizar  consumo de combustibles fósiles en las construcciones.

La base de esta filosofía corporativa es alcanzar operaciones ecológicamente responsables a través de la identificación y gestión de riesgos y oportunidades; así como las garantías ambientales o soluciones con innovación tecnológica de los sistemas constructivos.

Alcanzarlo ha sido posible con la incorporación de la Certificación GREENGUARD en más de 200 tableros, plafones, tratamientos de juntas y productos de yeso.

Esta dinámica ha favorecido la creación de soluciones para espacios interiores, conforma a los patrones y hábitos de los habitantes de edificios de oficinas, escuelas y casas. Lo anterior debido a que según la Agencia de Protección Ambienta de Estados Unidos (U.S. EPA) la exposición a la contaminación del aire al interior de las edificaciones puede ser cinco veces más alta que en el exterior con afectaciones a la salud y productividad.

Sin embargo, alcanzar estos niveles no sería suficiente para estar en armonía con una filosofía ambiental completa. Uno de los objetivos es reducir la huella de carbono que surge de los procesos constructivos.

Ello ha generado el reto en el corto plazo de la reducción de consumo energético, el aumento de la eficiencia de fuentes de energía y la evaluación de tecnologías con bajo consumo de carbono.

La reducción de la huella de carbono de un edificio es un paso clave en la eficiencia energética, si se considera que los edificios comerciales son los principales consumidores de energía en la región Norteamérica.

En este sentido, USG ha sido miembro fundador en comités reguladores y organizaciones como US Green Building Council (USGBC), el Responsible Solutions for Mold Coalition, la Alliance for Sustainable Built Environment, el E60 Committee on Sustainability de ASTM, la American National Standards Institute  (ANSI) y el International Code Council (ICC), entre otras.

Conoce más sobre este importante compromiso con el planeta:

architecture2030.org/