Share on FacebookTweet about this on Twitter

La sustentabilidad, los nuevos espacios de trabajo para distintas generaciones con formatos que van del home office hasta el trabajo colaborativo (coworking) y otras tendencias son acompañadas ahora por nuevas prácticas en distintas áreas que buscan el bienestar de los empleados.

La ola wellness o de bienestar parece ser la inercia que corporaciones, arquitectos, interioristas, proveedores de materiales y contratistas están incorporando a sus listas de requerimientos para conformar espacios de oficinas, centros comerciales y hasta áreas comunes de complejos residenciales.

De acuerdo con el International Well Building Institute los diferentes estándares evaluados para obtener las distintas categorías de certificación de bienestar se califican en adecuaciones de inquilinos a espacios preexistentes y nuevas construcciones.

Muchos de los parámetros de valuación se enfocan a cuestiones ergonómicas físicas y visuales del mobiliario y espacios; la intrusión del ruido exterior e interior, el confort termal, los tiempos de reverberancia, barreras de sonido y el control termal individual, entre otras.

“El confort termal puede afectar el modo, enfoque y productividad. Sin embargo, las preferencias son altamente personales y diferir de un individuo a otro. El balance en los requerimientos de energía en los grandes edificios con estas preferencias de sus ocupantes, pueden ser un gran reto”, detallan algunos parámetros de evaluación del instituto.

En México, una de las primeras empresas valuadas bajo estos parámetros es la desarrolladora industrial Vesta, que obtuvo la primera categoría gold de la certificación WELL en sus oficinas corporativas en la Ciudad de México.

La certificación otorgada midió conceptos de salud y bienestar ligados a criterios como aire, agua, nutrición, luz, fitness, confort y mente.

Además se consideraron las medidas adoptadas en sus oficinas en torno a su ubicación. Localizadas en Arcos Bosques y con espacios diseñados por su socio estratégico Ware Malcomb, generaron una correcta movilidad al 60% de su personal que vive en colonias aledañas.